Quiste de Baker - Información, especialistas, preguntas frecuentes.

Todo acerca de Quiste de Baker

Información sobre Quiste de Baker

Se trata de una acumulación de líquido articular (líquido sinovial) que se forma detrás de la rodilla. Se puede formar por la conexión de una bolsa normal (un saco normal con líquido lubricante) con la articulación de la rodilla. Este tipo es más común en niños. La afección también puede ser causada por una hernia de la cápsula de la articulación de la rodilla en su parte posterior, o una ruptura de menisco lo cual es más común en adultos. En pacientes de avanzada edad, los quistes de Baker están asociados con artritis de la rodilla. Un quiste grande puede causar molestia o rigidez pero generalmente no tiene ningún síntoma. En algún caso puede causar una hinchazón dolorosa o indolora detrás de la rodilla. El quiste se puede sentir como un globo lleno de agua. Ocasionalmente, se puede romper y causar dolor, inflamación y hematoma en la parte posterior de la rodilla y la pantorrilla. Respecto a su tratamiento, suele limitarse a la observación del quiste. Si es doloroso éste estará encaminado a corregir el problema subyacente, como artritis o ruptura de meniscos. La extirpación del quiste no suele realizarse ya que puede causar daños a los vasos sanguíneos y nervios cercanos. Solo en ocasiones, el quiste de drenará.

¿Tienes más dudas sobre Quiste de Baker? Pregunta a nuestros expertos.

¿Tienes preguntas sobre Quiste de Baker?

Nuestros expertos han respondido 6 preguntas sobre Quiste de Baker.

Pregunta a miles de expertos de forma anónima y gratuita

  • Tu pregunta se publicará de forma anónima.
  • Haz una pregunta concreta, mantente enfocado a una sola pregunta médica.
  • Sé breve y conciso.
  • Este servicio no sustituye una consulta con un profesional sanitario. Si tienes algún problema o urgencia, acude a tu médico o a urgencias.
  • No se permitirá obtener segundas opiniones o consultas sobre un caso concreto.

Éstas son las más populares:

Ante un quiste poplíteo o quiste de Baker que produce limitación dolorosa de la flexión de la rodilla, es necesario determina que proceso de la rodilla puede justificarlo y proceder, si no hay contraindicación para ello, a drenarlo por punción aspirativa. Si padece artrosis de rodilla o artropatías inflamatorias (por urato, por pirofosfato -condrocalcinosis-, artritis reumatoide, artritis psoriásica....) la infiltración del quiste con un corticoide de depósito contribuiría a un alivio sintomático más duradero. Es importante conocer cual ha sido el motivo de la aparición del quiste para abordar, en la medida de lo posible, la causa y no solo una de sus consecuencias. La cirugía es la última de las opciones.

  • Gracias 0
  • 1 experto está de acuerdo
  • 1194
  • 337
  • 721
Dr. Norberto Gómez Rodríguez

Reumatólogo

Vigo

El quiste de Backer es un acumuló de líquido sinovial en la parte posterior de la rodilla, no es una patología grave, pero a veces es muy molesta. La evacuación del quiste con control ecografico y posterior infiltracion es una muy buena opción de tratamiento que puede realizar un Reumatólogo con experiencia en ecografía. Por otro lado es necesario hacer un estudio a donde de la caída del hidrartros recidivante.

  • 12
  • 0
  • 4
Dra. Noemi Garrido Puñal

Reumatóloga

Sevilla

El quiste no suele producir síntomas, salvo que sea de un tamaño muy grande y provoque algún tipo de compromiso neuro-vascular, lo cual es muy poco frecuente. El quiste es consecuencia de alguna patología dentro de la rodilla (meniscopatía, artrosis...), que podria ser la responsable de sus síntomas.

  • 328
  • 375
  • 219
Dr. Javier Muñoz Marín Profesional Premium: Tiene un perfil más completo.

Traumatólogo

Zaragoza

El quiste de Baker se produce por una fuga de líquido desde la rodilla hacia la zona posterior de la misma, donde se acumula y puede formar el citado quiste. Es, por tanto, consecuencia de un proceso que ocurre en la rodilla (una meniscopatía, un proceso artrósico) y no suele requerir tratamiento específico, salvo que el efecto de masa que genera llegue a producir algún compromiso neurovascular o dolor. En esos raros casos, sí podría ser necesario extirparlo. Si se rompe, puede producir un dolor agudo y dar lugar a una inflamación de la pierna y/o zona gemelar, con mayor o menor aparición de hematoma. El dolor cede habitualmente con tratamiento antiinflamatorio, reposo y la aplicación de frío/calor local. Y no suele precisar otro tipo de tratamiento. Si no se trata la causa que produjo el quiste (las ya citadas meniscopatías, artrosis, etc.) éste puede volverse a formar. Espero haber resuelto sus dudas. Saludos.

  • 328
  • 375
  • 219
Dr. Javier Muñoz Marín Profesional Premium: Tiene un perfil más completo.

Traumatólogo

Zaragoza

Ver las 6 preguntas sobre Quiste de Baker

Para ofrecer un mejor servicio utilizamos cookies propias y de terceros. Al continuar aceptas nuestra política de cookies. Más info. X