Qué es

Cistocele: es el desplazamiento de la pared de la vejiga a través de la pared vaginal debido al descenso de la vejiga junto con el útero. Esta situación puede producirse tras el parto. Un cistocele puede ser tratado con una reparación anterior. Este tipo de cirugía se realiza a través de la vagina. La vejiga en prolapso regresa a su posición normal. Se colocan puntos de sutura en el tejido entre la vejiga y la vagina. En algunos casos, se recomienda otro tipo de cirugía para corregir la debilidad en la pared frontal de la vagina. En este procedimiento la vagina se une a tejidos fuertes en la pared de la pelvis. Durante la cirugía, el médico llega a los órganos pélvicos a través de la vagina o el abdomen. Se puede hacer una incisión en la pared de la vagina. Rectocele: es la profusión de la pared rectal en la pared delantera de la vagina como consecuencia del desgarro de la fascia perrectal y la elongación lateral del ligamento elevador El diagnostico de un rectocele se realizará mediante las siguientes pruebas: Examen bimanual: Durante este examen, el médico colocará en la vagina un instrumento tibio (espejo) para abrirla. Después, la paciente hará fuerza o presionará hacia abajo. Esto puede hacer que el rectocele se asome de manera que el médico pueda ver su tamaño y ubicación. Defecografía: Para este examen se introduce una pasta de bario en el recto a través del ano. Se toman radiografías mientras el bario se mueve delineando el recto y ano en los rayos X. Así, se muestran los cambios que ocurren durante una evacuación intestinal. Imágenes por resonancia magnética: En este examen también llamado RM, se toman imágenes computarizadas de su abdomen o pelvis. Los médicos usan estas imágenes para buscar problemas en su recto, vagina, vejiga u otros órganos pélvicos. Fluoroscopia del piso pélvico: Es un tipo de rayos X que muestra el movimiento de los intestinos, vagina, vejiga o recto. Las imágenes de estas partes del cuerpo son tomadas y mostradas en una pantalla de video. Ultrasonido: mediante ondas sonoras, se toman imágenes del interior del abdomen. Gracias a un pequeño dispositivo, las imágenes del recto, vagina, vejiga u otros órganos pélvicos pueden verse en una pantalla tipo TV. Para algunos casos de rectocele, puede ser necesaria una cirugía para colocar el recto nuevamente en su lugar. Los músculos y ligamentos de la vagina pueden ser suturados para fortalecerlos. También se puede utilizar un parche de malla para agregar soporte al septo recto-vaginal.

¿Tienes preguntas sobre Plastias vaginales. Cistocele y/o rectocele?

  • Pregunta gratuitamente a miles de especialistas registrados en Doctoralia.
  • Los que son expertos en Plastias vaginales. Cistocele y/o rectocele recibirán tu pregunta y la responderán.

Tu pregunta se publicará de forma anónima.

Últimos temas en el foro de Plastias vaginales. Cistocele y/o rectocele

¿Quieres compartir con otros usuarios alguna experiencia relacionada con Plastias vaginales. Cistocele y/o rectocele? Visita el foro de Plastias vaginales. Cistocele y/o rectocele o inicia un nuevo tema