Artículos escritos por Santiago Ortiz Pérez - Oftalmólogo Barcelona

Tratamientos con bótox (toxina botulínica)

La toxina botulínica es un fármaco que se administra inyectado en pequeñas cantidades. Su acción consiste en disminuir la fuerza de contracción de los músculos en los que se inyecta, disminuyendo por tanto las arrugas de la piel que se originan por la contracción muscular. Para rellenar las arrugas se usan otras sustancias como el ácido hialurónico. Los tratamientos con botox tienen una duración temporal de 4-6 meses, el tratamiento se puede repetir para conseguir un efecto mantenido. Sus usos incluyen la estética facial, y las distonías como el blefaroespasmo, parálisis facial, o espasmo hemifacial, o casos particulares de estrabismos.

Cirugía de xantelasma con plastia local

Los xantelasmas son depósitos de colesterol que aparecen en la piel de los párpados. Pueden tratarse mediante cirugía, con láser o con peeling químicos. La cirugía ofrece la ventaja de ser un tratamiento perfectamente controlado, en el que aseguramos que extirpamos la lesión en toda su profundidad. Se suele realizar con anestesia local, a veces con la ayuda de sedación. En función del tamaño del xantelasma pueden requerirse plastias locales para la reconstrucción tras extirpar la lesión. Los resultados suelen ser muy buenos si se realizan por un especialista en cirugía palpebral.

Tumor de la glándula lagrimal

Los tumores de glándula lagrimal se manifiestan como una masa en la porción lateral del párpado superior, a veces el tumor es dificil de palpar y pueden manifestarse como una caída del párpado (ptosis), visión doble, ojo salido, o como un problema inflamatorio con dolor y edema. Los tumores de glándula lagrimal requieren tratamiento con cirugía, es importante que esta cirugía la realice un oftalmólogo especialista en órbita, para realizar un seguimiento simultaneo de cualquier problema ocular que pueda aparecer. En ocasiones, según el tipo de tumor, se requieren tratamientos adicionales con fármacos, radioterapia, etc.

Cirugía plástica ocular

La cirugía plástica ocular, o cirugía oculoplástica, es una especialidad médica que estudia y trata los problemas de los párpados y tejidos alrededor de los ojos. Es importante que estas cirugías de párpados (blefaroplastia, ptosis, retracción palpebral, ectropion, entropion, tumores palpebrales, etc.) las realice un oftalmólogo especialista en cirugía plástica ocular, la razón es sencilla, cualquiera de estos problemas puede afectar a los ojos, y el oftalmólogo es el único especialista capacitado para explorar y tratar estos problemas.

Cirugía de Chalazion

El chalacion es una inflamación crónica de las glándulas de los párpados. No es grave pero en ocasiones tarda muchos meses en resolverse, por lo que se puede decidir el tratamiento con cirugía. La intervención se hace con anestesia local, y consiste en abrir el quiste y limpiar bien la glándula. Normalmente los resultados son buenos y la recuperación rápida y sencilla, pudiendo volver a hacer una vida normal en 1-3 días si todo va bien.

Síndrome inflamatorio orbital idiopático (IOIS, por sus siglas en inglés)

Consiste en una inflamación de la órbita ocular en la que después de realizar pruebas analíticas, de imagen (TAC y resonancia) y en ocasiones biopsia, no se consigue determinar la causa (de ahí el nombre de idiopático). Lo importante es un buen estudio para descartar otras causas conocidas que tienen tratamientos concretos. Las inflamaciones de la órbita pueden provocar ojo rojo, ojo salido hacia fuera de la órbita, visión doble y pérdida de visión.

Celulitis periorbitaria

Es una inflamación de los párpados que puede deberse a una infección, una alergia, o alguna enfermedad inflamatoria. Provoca que el ojo se cierre por la caida del párpado, puede doler, el párpado estará rojo y sensible. Es importante la exploración urgente por parte de un especialista para descartar otras infecciones más graves, como la celulitis orbitaria. El tratamiento depende de la causa, suele resolverse en pocos días y no tiene por qué ocasionar problemas graves.

Celulitis orbitaria

Infección de la órbita ocular, normalmente secundaria a una sinusitis y que suele verse en niños, pero también puede ocurrir en adultos. Esta enfermedad es una emergencia y requiere de la valoración urgente por un especialista, ingreso hospitalario y admninistración de antibióticos endovenosos. En ocasiones pueden formarse abscesos orbitarios que pueden requerir de cirugía. Los síntomas de esta infección son dolor, ojo salido hacia fuera de la órbita, visión doble o pérdida de visión en ese ojo, fiebre y malestar general.

Evisceración ocular

Si un ojo ciego es doloroso, y con tratamientos tópicos (gotas) no se controla este dolor, existen cirugías que se pueden realizar para calmar este dolor, e incluso para mejorar la estética mediante la colocación de una prótesis.
Estas cirugías, llamadas evisceración o enucleación, consisten en eliminar y limpiar bien todas las partes del ojo que están provocando el dolor, y colocar encima una prótesis hecha a medida por un protésico para que el aspecto estético sea lo mejor posible. Estas cirugías pueden realizarse mediante anestesia local y sedación o con anestesia general, generalmente no requieren de ingreso hospitalario.

Cirugía de ptosis

La ptosis se trata mediante cirugía. Normalmente se realiza con anestesia local y una sedación superficial. Existen diferentes técnicas en función del tipo y la gravedad de la ptosis, cada caso debe ser estudiado por un especialista en oculoplástica. Los resultados de estos tratamientos suelen ser muy satisfactorios. La recuperación es rápida, con 1-2 semanas de hematoma e inflamación. El tratamiento postoperatorio suele incluir gotas para el ojo y pomada antibiótica para la piel.

Volver a Santiago Ortiz Pérez

Artículos escritos por Santiago Ortiz Pérez - Oftalmólogo Barcelona

Para ofrecer un mejor servicio utilizamos cookies propias y de terceros. Al continuar aceptas nuestra política de cookies. Más información X