Amlodipino - Información, expertos y preguntas frecuentes

Uso de Amlodipino

vasodilatador coronario antihipertensivo

Amlodipino pertenece a un grupo de medicamentos llamados antagonistas del calcio. Amlodipino se utiliza para tratar:
- Presión sanguínea alta.
- Dolor de pecho debido a un estrechamiento de las arterias coronarias del músculo del corazón (angina de pecho) o un dolor de pecho más raro debido a espasmos de las arterias coronarias del músculo cardíaco (angina vasospástica).
Si padece de presión sanguínea alta, amlodipino actúa relajando los vasos sanguíneos, con lo que la sangre pasa a través de ellos más fácilmente.
Si padece de angina, amlodipino actúa mejorando el suministro de sangre al músculo cardíaco, con lo que recibe más oxígeno y como resultado, se previene el dolor de pecho. Amlodipino no proporciona un alivio inmediato del dolor de pecho debido a la angina.

Precauciones especiales

Si es alérgico (hipersensible) a amlodipino o a bloqueantes similares de los canales de calcio (los denominados derivados de la dihidropiridina) o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (para la lista completa de excipientes, ver sección 6).
- Si tiene una presión sanguínea muy baja.
- Si padece de un suministro insuficiente de sangre a sus tejidos con síntomas como, por ejemplo, presión sanguínea baja, pulso bajo, latido del corazón rápido (shock, incluyendo shock cardiogénico).

El shock cardiogénico es un estado en el cual el corazón ha estado tan dañado que es incapaz de suministrarle suficiente sangre a los órganos del cuerpo.
- Si ha tenido insuficiencia cardíaca tras un ataque al corazón en las últimas cuatro semanas.
- Si padece de estrechamiento de la aorta (estenosis aórtica).
- Si tiene un dolor de pecho asociado al corazón, tanto en reposo como realizando cualquier mínimo esfuerzo (angina de pecho inestable).

Tenga especial cuidado con Amlodipino

Informe a su médico antes de iniciar el tratamiento:
- Si tiene insuficiencia cardíaca.
- Si su función del hígado está reducida.
- Si su función del riñón está reducida.

Ancianos

La dosis debe aumentarse con precaución.

Niños y adolescentes (de menos de 18 años)

Amlodipino no debe usarse en niños debido a que no hay experiencia suficiente.

Uso de otros medicamentos

Algunos medicamentos (incluyendo medicamentos obtenidos sin receta, medicamentos de plantas o productos naturales) pueden interaccionar con amlodipino. Esto significa que la acción de uno o de ambos medicamentos puede modificarse.
Es, por tanto, importante que informe a su médico de que está tomando cualquiera de los siguientes medicamentos:
- Medicamentos utilizados para bajar la presión sanguínea, por ejemplo, beta-bloqueantes, inhibidores
ECA, bloqueantes alfa-1 y diuréticos. Amlodipino puede aumentar los efectos de la disminución de la presión sanguínea de estos medicamentos.
- Diltiazem (medicamento para el corazón) puede intensificar el efecto del amlodipino.
- Ketoconazol e itraconazol (medicamentos utilizados para infecciones causadas por hongos) pueden intensificar el efecto del amlodipino.
- Inhibidores de la proteinasa-VIH (medicamentos antivíricos para tratar infecciones por VIH, causante del SIDA, por ejemplo ritonavir) pueden intensificar el efecto del amlodipino.
- Claritromicina, eritromicina y telitromicina (antibióticos) pueden potenciar el efecto del amlodipino.
- Nefazodon (medicamento para tratar la depresión) puede intensificar el efecto del amlodipino.
- Rifampicina y rifabutina (antibióticos) pueden reducir el efecto del amlodipino.
- Hierba de San Juan (Hypericum perforatum; medicamentos a base de plantas para la depresión)
puede reducir el efecto del amlodipino.
- Dexametasona (cortisona) puede reducir el efecto del amlodipino.
- Fenobarbital, fenitoína y carbamazepina (medicamentos para la epilepsia) pueden reducir el efecto del amlodipino.
- Nevirapina (medicamento antivírico) puede reducir el efecto del amlodipino.
Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta.
Tenga en cuenta que estas instrucciones pueden ser también de aplicación a medicamentos que se hayan utilizado antes o puedan utilizarse después.

Toma de Amlodipino con los alimentos y bebidas

Amlodipino debe tomarse con un vaso de líquido (por ejemplo un vaso de agua) con o sin comida. La ingesta simultánea con pomelo o zumo de pomelo no influye en el efecto del amlodipino.

Embarazo y lactancia

Si está embarazada, cree que pudiera estarlo o se queda embarazada durante el tratamiento, no tome amlodipino a menos que lo prescriba específicamente su médico.
No hay suficientes datos para evaluar el riesgo para el recién nacido si toma amlodipino durante el embarazo.
Si está dando el pecho, no tome amlodipino.
Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Conducción y uso de máquinas

Sea cuidadoso al conducir o manejar maquinaria si está tomando este medicamento. Amlodipino puede que no afecte directamente a su habilidad para conducir u operar maquinaria. Sin embargo, algunos pacientes experimentan efectos adversos, como mareos o somnolencia, relacionados con la bajada de la presión sanguínea (ver la sección 4 de este prospecto). Dichos efectos es más probable que ocurran tras el inicio del tratamiento con amlodipino o tras el aumento de las dosis. Si experimenta tales efectos, debería abstenerse de conducir y de llevar a cabo otras actividades que requieran atención.

Efectos adversos y efectos secundarios

Al igual que todos los medicamentos, amlodipino puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.
Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Para la evaluación de los efectos adversos, se han utilizado las siguientes frecuencias: Muy frecuentes (al menos 1 de cada 10 pacientes); Frecuentes (al menos 1 de cada 100 pacientes); Poco frecuentes (al menos 1 de cada 1.000 pacientes) Raros (al menos 1 de cada 10.000 pacientes); Muy raros (menos de 1 de cada 10.000 pacientes).

Se han observado los siguientes efectos adversos durante el tratamiento con Amlodipino:

Trastornos de la sangre y del sistema linfático

Muy raros:

Número reducido de células sanguíneas blancas (glóbulos blancos), que puede ser la causa de una fiebre injustificada, dolor de garganta y síntomas parecidos a un resfriado (leucopenia).

- Número reducido de plaquetas en la sangre, lo que puede ser la causa de la facilidad para presentar contusiones o sangrado nasal (trombocitopenia).

Trastornos endocrinos (sistema hormonal)

Poco frecuentes: mamas agrandadas en el hombre.

Trastornos del metabolismo

Muy raros: aumento del nivel de azúcar en la sangre.

Trastornos psiquiátricos

Poco frecuentes: trastornos del sueño, irritabilidad, depresión. Raros: confusión, cambios de humor incluyendo ansiedad.

Trastornos del sistema nervioso

Frecuentes: dolor de cabeza (especialmente al inicio del tratamiento), adormecimiento, mareos, debilidad.

Poco frecuentes: malestar, sequedad de la boca, movimientos incontrolados (temblores), pinchazos (parestesia), aumento de la sudoración.

Raros: cambios en el gusto.

Muy raros: dolor o adormecimiento en manos y pies (neuropatía periférica).

Trastornos oculares

Poco frecuentes: problemas con la visión (trastornos visuales).

Trastornos del oido y laberínticos

Poco frecuentes: ruidos o zumbidos en los oidos (tinnitus).

Trastornos cardíacos

Frecuentes: latido del corazón irregular o rápido (palpitaciones).

Poco frecuentes: debilidad, aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia), dolor de pecho, puede ocurrir una agravación de la angina al inicio del tratamiento.

Los siguientes efectos adversos, han ocurrido en casos aislados, pero su relación con el tratamiento con amlodipino es dudosa: ataque cardíaco (infarto de miocardio), latido irregular y dolor de pecho (angina de pecho).

Trastornos vasculares

Poco frecuentes: presión sanguínea baja, inflamación de los vasos sanguíneos.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos

Poco frecuentes: dificultad respiratoria, inflamación de la mucosa nasal (rinitis). Muy raros: tos.

Trastornos gastrointestinales

Frecuentes: náuseas, problemas digestivos, dolor de estómago.

Poco frecuentes: vómitos, diarrea, estreñimiento, inflamación de las encías (hiperplasia gingival). Muy raros: inflamación de la pared del estómago (gastritis), inflamación del páncreas (pancreatitis).

Trastornos hepatobiliares

Raros: aumento de ciertos enzimas hepáticos; amarilleamento de la piel o del blanco de los ojos, lo que puede ser el resultado de una función hepática anormal o de la inflamación del hígado.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Muy frecuentes: hinchazón en los tobillos.

Frecuentes: rubor facial y sensación de calor (especialmente al inicio del tratamiento).

Poco frecuentes: sensación de picazón y hormigueo en la piel (exantema), picor, sarpullido irritante, pérdida de cabello, decoloración de la piel, púrpura (manchas moradas en la piel, órganos y en las membranas mucosas, incluyendo el revestimiento de la boca).

Muy raros: reacción alérgica con hinchazón de la cara o extremidades, hinchazón de los labios o lengua, hinchazón de las membranas mucosas de la boca y garganta, dando lugar a dificultad al respirar y dificultad al tragar (angioedema). Si esto ocurre, contacte inmediatamente con un centro de urgencias o un médico.

Se han observado casos aislados de sarpullidos alérgicos en la piel con manchas rojas irregulares, causados por medicamentos (eritema exudativo multiforme) o reacciones alérgicas graves con erupciones vesiculosas de la piel y las membranas mucosas (dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson).

Trastornos musculoesqueléticos y de los huesos

Poco frecuentes: calambres musculares, dolor de espalda, músculos y articulaciones.

Trastornos renales y urinarios

Poco frecuentes: aumento de las ganas de orinar (aumento de la frecuencia de la micción).

Trastornos de las mamas y del sistema reproductor

Poco frecuentes: impotencia.

Trastornos generales

Poco frecuentes: aumento o disminución de peso.

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Preguntas sobre Amlodipino

Nuestros expertos han respondido 116 preguntas sobre Amlodipino

¿Qué profesionales prescriben Amlodipino?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.