Reminyl - Información, expertos y preguntas frecuentes

Uso de Reminyl

Reminyl es un medicamento antidemencia que se utiliza para tratar los síntomas de la demencia leve o moderada de tipo Alzheimer, una enfermedad en la que la función cerebral está alterada.
Los síntomas de la enfermedad de Alzheimer incluyen pérdida de memoria, aumento de la confusión y cambios de comportamiento. Como resultado, cada vez resulta más y más difícil realizar actividades rutinarias de la vida cotidiana.
Se cree que estos síntomas se deben a una falta de acetilcolina, una sustancia responsable de la transmisión de mensajes entre las células del cerebro. Reminyl aumenta la cantidad de acetilcolina en el cerebro y de esta manera podría mejorar los síntomas de la enfermedad.
Las cápsulas están en forma de “liberación prolongada”. Esto significa que liberan el medicamento paulatinamente.

Precauciones especiales

si es alérgico (hipersensible) a galantamina o a cualquiera de los demás componentes listados en la sección 6 de este prospecto

si padece una enfermedad de hígado y/o de riñón grave.

Reminyl debería utilizarse en la enfermedad de Alzheimer y no en otras formas de pérdida de memoria o confusión.
Los medicamentos no siempre son adecuados para todo el mundo. Antes de iniciar el tratamiento con
Reminyl su médico debe saber si sufre o ha sufrido en el pasado alguno de los siguientes trastornos:

problemas de hígado o riñón

un trastorno cardiaco (p.ej., angina, ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca, pulso lento o irregular)

alteración del equilibrio de electrolitos (p.ej., niveles de potasio altos o bajos en sangre)

úlcera péptica (estómago)

dolor abdominal agudo

un trastorno del sistema nervioso (como epilepsia o enfermedad de Parkinson)

una enfermedad o infección respiratoria que interfiere con la respiración (como asma, enfermedad pulmonar obstructiva o neumonía)

si ha tenido una operación reciente en el intestino o la vejiga

si tiene dificultades para la salida de orina.

Si le van a someter a una operación con anestesia general, comunique a su médico que está tomando
Reminyl.
Su médico decidirá si el tratamiento con Reminyl es adecuado para usted o si es necesario modificar la dosis.

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta.
Reminyl no debe tomarse junto con medicamentos que actúan de la misma manera, éstos incluyen:

donepezilo o rivastigmina (para la enfermedad de Alzheimer)

ambenonio, neostigmina o piridostigmina (para la debilidad muscular grave)

pilocarpina (para la sequedad de ojos o boca) si se toma por la boca.

Algunos medicamentos pueden alterar los efectos de Reminyl o Reminyl puede disminuir la eficacia de otros medicamentos cuando se toman conjuntamente. Éstos incluyen:

paroxetina o fluoxetina (antidepresivos)

quinidina (para alteraciones del ritmo cardiaco)

ketoconazol (antifúngico)

eritromicina (antibiótico)

ritonavir (antiviral – inhibidor de la proteasa del VIH).

Su médico puede prescribirle una dosis menor de Reminyl si además está tomando alguno de los medicamentos anteriormente mencionados.
Algunos medicamentos pueden aumentar el número de efectos secundarios causados por Reminyl, éstos incluyen:

analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (por ejemplo, ibuprofeno) que pueden aumentar el riesgo de úlceras

medicamentos para determinados problemas del corazón o para la tensión alta (por ejemplo, digoxina, amiodarona, atropina, betabloqueantes o agentes bloqueantes de los canales de calcio). Si toma medicamentos debido a un latido irregular del corazón, su médico puede considerar necesario realizarle un electrocardiograma (ECG).

Si le van a someter a una operación con anestesia general, comunique a su médico que está tomando
Reminyl.
Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas.

Se recomienda tomar Reminyl junto con los alimentos.
Durante el tratamiento con Reminyl debe tomar una cantidad suficiente de líquidos para estar hidratado. Ver la sección 3 de este prospecto para mayor información acerca de cómo tomar este medicamento.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.
Antes de tomar Reminyl, consulte a su médico para que le aconseje en caso de que esté embarazada, pueda estar embarazada o esté pensando en quedarse embarazada.
No debe amamantar mientras esté tomando Reminyl.

Reminyl puede causar mareos o somnolencia, especialmente durante las primeras semanas de tratamiento. Si sufre estos síntomas, no conduzca ni maneje herramientas o máquinas.

Este medicamento contiene sacarosa. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

Efectos adversos y efectos secundarios

Al igual que todos los medicamentos, Reminyl puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Algunos de estos efectos pueden ser debidos a la propia enfermedad.
Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Problemas del corazón incluyendo cambios del latido del corazón (lento o irregular)

Palpitaciones (martilleo del latido de corazón)

Otras alteraciones como desmayo

Una reacción alérgica. Los signos pueden incluir erupción, problemas al tragar o al respirar, o hinchazón de los labios, cara, garganta o lengua

Los efectos adversos incluyen:
Muy frecuentes: afecta a más de 1 de cada 10 pacientes

Sensación de malestar con náuseas y/o vómitos. Si se producen estos efectos indeseables, éstos se experimentan principalmente al principio del tratamiento o cuando se eleva la dosis. Suelen desaparecer progresivamente a medida que el organismo se adapta al tratamiento y por lo general se pasan al cabo de unos días. Si experimenta estos efectos, su médico le puede recomendar tomar más líquidos y si es necesario, puede prescribirle un medicamento para que no se sienta mal.

Frecuentes: afecta a entre 1 y 10 de cada 100 pacientes

Pérdida de peso

Pérdida de apetito

Disminución del apetito

Latido lento del corazón

Sensación de debilidad

Mareos

Temblores

Dolor de cabeza

Somnolencia

Cansancio anormal

Dolor abdominal o malestar

Diarrea

Empacho (con sensación de acidez)

Aumento de la sudoración

Contracciones musculares

Caídas

Aumento de la presión arterial

Sensación de debilidad

Sensación general de malestar

Ver, sentir u oír cosas que no son reales (alucinaciones)

Sensación de tristeza (depresión)

Poco frecuentes: afecta a entre 1 y 10 de cada 1000 pacientes

Aumento de los enzimas del hígado en sangre (el resultado del análisis del laboratorio muestra si su hígado está trabajando correctamente)

Posible anomalía del latido del corazón

Alteración del mecanismo de la conducción de los impulsos en el corazón

Sensación de latidos anómalos del corazón (palpitaciones)

Hormigueo, pinchazo o entumecimiento de la piel

Cambio del sentido del gusto

Sueño excesivo

Visión borrosa

Pitido o zumbido en los oídos (tinnitus)

Sensación de necesidad de vomitar

Debilidad muscular

Pérdida excesiva de agua en el cuerpo

Disminución de la presión arterial

Enrojecimiento de la cara

Reacción alérgica

Efectos adversos raros: afecta a entre 1 y 10 de cada 10000 pacientes

Inflamación del hígado (hepatitis)

Preguntas sobre Reminyl

Nuestros expertos han respondido 18 preguntas sobre Reminyl

Sí, de hecho es un medicamento que precisa prescripción por especialista y visado de inspección.
1 respuestas

El Reminyl no cura el Alzheimer. El Reminyl intenta frenar el avance de la enfermedad, pero su efecto no suele durar más de 6 meses.
1 respuestas

¿Qué profesionales prescriben Reminyl?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.