Amisulprida - Información, expertos y preguntas frecuentes

Uso de Amisulprida

antipsicotico

El principio activo de este medicamento es amisulprida, perteneciente a un grupo de fármacos denominados “antipsicóticos”. Se usa para el tratamiento de la enfermedad denominada esquizofrenia.
La esquizofrenia puede hacer que uno sienta, vea u oiga cosas que no existen, tenga pensamientos extraños y aterradores, así como cambiar la manera de comportarse y provocar que uno se sienta solo. A veces, las personas con estos síntomas se sienten además tensas, ansiosas o deprimidas. Amisulprida funciona mejorando los trastornos del pensamiento, sensaciones y comportamiento. Se usa para el tratamiento de la esquizofrenia al comienzo de la enfermedad así como a largo plazo.

Precauciones especiales

Si es alérgico (hipersensible) a amisulprida o a cualquiera de los demás componentes de Amisulprida (descritos en la sección 6).

Los indicios de una reacción alérgica incluyen: sarpullido cutáneo, problemas para tragar o respirar, hinchazón de labios, cara, garganta o lengua.

Está en periodo de lactancia (ver sección “Embarazo y lactancia”).

Tiene cáncer de mama o un denominado ''tumor dependiente de prolactina”.

Tiene un tumor en la glándula suprarrenal (denominado feocromocitoma).

Está tomando otros medicamentos que puedan afectar a su ritmo cardíaco como medicamentos que se utilizan para controlar el latido cardíaco (ver sección ''Uso de otros medicamentos”).

Está tomando levodopa, un medicamento para tratar la enfermedad de Parkinson (ver sección “Uso de otros medicamentos”).

El paciente es menor de 15 años.

No tome este medicamento si cualquiera de lo anterior le es de aplicación. Si no está seguro, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar Amisulprida.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento si:

Tiene problemas renales.

Tiene enfermedad de Parkinson.

Ha tenido ataques epilépticos (convulsiones epilépticas).

Tiene un pulso cardíaco anormal (ritmo).

Tiene una enfermedad cardíaca o antecedentes familiares de problemas cardíacos.

Su médico le ha dicho que podría tener una apoplejía.

Es diabético o le han dicho que tiene un mayor riesgo de padecer diabetes.

Es una persona mayor. Esto es debido a que las personas ancianas tienen más probabilidades de tener hipotensión o sentir somnolencia.

Tiene un ritmo cardíaco lento (menos de 55 pulsaciones por minuto).

Le han dicho que tiene un nivel bajo de potasio en la sangre.

Si no está seguro de si sufre alguno de los problemas anteriormente citados, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar Amisulprida.

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta (incluidos medicamentos a base de plantas
medicinales). Esto se debe a que Amisulprida puede afectar al funcionamiento de otros medicamentos.
Asimismo, otros medicamentos pueden afectar al funcionamiento de Amisulprida.

En particular, no tome este medicamento, e informe a su médico si está tomando cualquiera de los siguientes medicamentos:

Medicamentos para controlar el ritmo cardíaco como quinidina, disopiramida, procainamida, amiodarona, sotalol y bepridil.

Medicamentos que pueden disminuir los niveles de potasio, incluidos diuréticos como bendrofluazida o hidroclorotiazida, algunos laxantes, glucocorticoides (para el tratamiento del asma grave y otros trastornos inflamatorios), tetracosactida y anfotericina (para el tratamiento de infecciones fúngicas).

Levodopa, un medicamento para tratar la enfermedad de Parkinson.

Antidepresivos o medicamentos para calmar los trastornos emocionales y mentales, como pimozida, haloperidol, imipramina, tioridazina, litio y sultoprida.

Medicamentos para el dolor agudo denominados opiáceos, como morfina, petidina o metadona.

Medicamentos para el tratamiento de la hipertensión y la migraña como clonidina, diltiazem y verapamil, guanfacina y digitálicos.

Medicamentos que ayudan a conciliar el sueño, como barbitúricos y benzodiazepinas.

Analgésicos como tramadol e indometacina.

Anestésicos.

Antibióticos como eritromicina (inyectada), esparfloxacina o pentamidina.

Antihistamínicos como prometazine, que producen somnolencia.

Pentamidine, para tratar la neumonía.

Si no está seguro de si sufre o alguno de los problemas anteriormente citados, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar Amisulprida.

Vincamina, utilizada para incrementar el riego sanguíneo al cerebro.

Halonfantrina, para el tratamiento de la malaria.

Trague los comprimidos de Amisulprida con abundante agua antes de una comida.

No beba alcohol mientras esté tomando Amisulprida, ya que puede afectar al funcionamiento del medicamento.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

No tome este medicamento si:

Está en periodo de lactancia o planea estarlo.

Consulte a su médico antes de tomar este medicamento si está embarazada, podría quedarse embarazada o cree que pudiera estarlo.
Los siguientes síntomas pueden ocurrir en recién nacidos, de madres que han usado Zyprexa en el último trimestre (últimos tres meses de su embarazo): temblores, rigidez muscular y/o debilidad, somnolencia, agitación, problemas respiratorios y dificultad para comer. Si su bebe tiene cualquiera de estos síntoma, póngase en contacto con su médico.

Puede sentirse menos atento, sentirse adormecido o sentir somnolencia mientras toma este medicamento. Si esto ocurre, no conduzca ni utilice herramientas o maquinaria.

Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

Efectos adversos y efectos secundarios

Al igual que todos los medicamentos, Amisulprida puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Tiene fiebre, sudoración, rigidez muscular, ritmo cardíaco acelerado, jadeos y sensación de confusión, somnolencia o intranquilidad. Estos podrían ser los síntomas de una grave pero rara reacción adversa denominada ''síndrome neuroléptico maligno''.

Tiene un ritmo cardíaco anormal, muy rápido o dolor torácico ya que podría desembocar en un ataque cardíaco o afección cardíaca mortal.

Poco frecuentes (afectan a menos de 1 de cada 100 personas)

Tiene una reacción alérgica. Los síntomas incluyen: sarpullido, problemas para tragar o respirar, hinchazón de los labios, cara, garganta o lengua.

Tiene un ataque epiléptico (convulsiones).

Muy frecuentes (afectan a más de 1 de cada 10 personas)

Temblores, rigidez muscular o espasmo, movimientos lentos, hipersalivación o sensación de intranquilidad.

Frecuentes (afectan a menos de 1 de cada 10 personas)

Movimientos involuntarios, principalmente en brazos y piernas.

(Estos síntomas podrían disminuir si su médico reduce la dosis de Amisulprida o le receta un medicamento adicional).

Poco frecuentes (afectan a menos de 1 de cada 100 personas)

Movimientos involuntarios, principalmente en la cara o lengua.

Frecuentes (afectan a menos de 1 de cada 10 personas)

Dificultad para dormir (insomnio) o ansiedad o agitación.

Sensación de adormecimiento o somnolencia.

Estreñimiento, nauseas o vómitos, sequedad en la boca.

Aumento de peso.

Secreción inusual de leche en mujeres y hombres, dolor pectoral.

Interrupción del período menstrual.

Crecimiento de las mamas en varones.

Dificultad para conseguir o mantener una erección o para eyacular.

Mareos (que pueden deberse a la hipotensión).

Poco frecuentes (afectan a menos de 1 de cada 100 personas)

Ralentización de la frecuencia cardíaca.

Aumento de azúcar en sangre (hiperglucemia).

Informe a su médico o farmacéutico si alguno de los efectos adversos se vuelve grave o persiste después de unos días o si siente efectos adversos que no aparecen en este prospecto.
Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Preguntas sobre Amisulprida

Nuestros expertos han respondido 46 preguntas sobre Amisulprida

Los dos fármacos son químicamente similares y podrían tener un efecto similar. Sin embargo, a veces los pacientes responden o toleran mejor uno que el otro.

Por lo tanto, sí podría…
1 respuestas


Si desaparece los vertigos.Ser 24 mg cada 12 horas. Sulpirida 50 mg.Un comp. Cada 12 horas.
3 respuestas


Sulpirida sí. El pylera sienta fatal, lo sé. Si estás mareado o tienes náuseas es mejor que tomes primperan.
2 respuestas


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.