Dormodor - Información, expertos y preguntas frecuentes

Uso de Dormodor

ansiolitico hipnotico

Dormodor® se presenta en envases de 30 cápsulas, conteniendo 30 mg de Flurazepam monoclorhidrato. Los médicos recetan Dormodor® para los trastornos en el ritmo del sueño y para todas las formas de
insomnio, especialmente cuando existen dificultades para conciliar el sueño, bien inicialmente o bien tras
un despertar prematuro.
En la mayoría de los casos sólo se necesita un tratamiento de corta duración con Dormodor® (en general no debe superar las dos semanas).
El tratamiento debe comenzarse con la dosis más baja. No debe excederse la dosis máxima.

Precauciones especiales

Usted no debe tomar Dormodor® si sabe que tiene alergia o reacción excesiva frente a cualquiera de las sustancias contenidas en estas cápsulas o bien frente al grupo de las benzodiacepinas en general.
Tampoco debe tomar Dormodor® si padece de dificultades respiratorias relacionadas o no con el sueño desde hace tiempo o sufre problemas musculares o hepáticos graves.

Si usted sufre dependiencias a drogas o alcohol, no debe tomar Dormodor® a menos que su médico se lo indique formalmente. Si tiene alguna duda al respecto consulte con su médico.
Dormodor® no debe administrarse a niños.

Antes de comenzar el tratamiento asegúrese de que su médico sabe si usted:

tiene algún trastorno de hígado o riñón

sufre debilidad muscular

padece otras enfermedades

tiene alergias

El uso de benzodiacepinas puede conducir a una dependencia. Esto ocurre, principalmente, tras la toma de forma ininterrumpida del medicamento durante largo tiempo. Para reducir al máximo el riesgo de dependencia deben tenerse en cuenta estas precauciones:
- la toma de benzodiacepinas se hará solo bajo prescripción médica (nunca porque hayan dado resultado en otros pacientes) y nunca se aconsejarán a otras personas.
- no aumentar en absoluto las dosis prescritas por el médico, ni prolongar el tratamiento más tiempo del recomendado.
- consultar al médico regularmente para que decida si debe continuarse el tratamiento.
Al cesar la administración pueden apararecer inquietud, ansiedad, insomnio, falta de concentración, dolor de cabeza y sofocos. No se recomienda, en general, interrumpir bruscamente la medicación sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo con las instrucciones del médico.
Después de haber tomado Dormodor® es conveniente que se asegure de que podrá descansar sin ser despertado durante 7 horas.

Los ancianos pueden ser afectados por Dormodor® más que los pacientes jóvenes. Si usted es anciano, su médico le puede recetar una dosis inferior y comprobar su respuesta al tratamiento. Por favor, siga cuidadosamente las instrucciones de su médico.
Si tiene algún trastorno de hígado o riñón, o sufre debilidad muscular, su médico decidirá la conveniencia de que tome una dosis inferior de Dormodor® o que no lo tome en absoluto.

Antes de comenzar el tratamiento, su médico debe saber si usted está o sospecha estar embarazada o bien si desea estarlo. El médico decidirá entonces la conveniencia de que tome Dormodor®.
Las benzodiacepinas se excretan por la leche materna por lo que deberá consultar con su médico la conveniencia de tomar Dormodor® mientras está criando a su hijo.

Dependiendo de su respuesta individual, puede verse afectada su capacidad de conducir coche o manejar maquinaria; por tanto conviene que antes de efectuar estas actividades, se asegure de su reacción frente a Dormodor®.
También antes de comenzar el tratamiento, su médico debe estar informado si usted toma otras medicinas (incluyendo aquellas que no han sido recetadas). Esto es extremadamente importante porque el uso simultáneo de más de una medicina puede aumentar o disminuir su efecto.
Por lo tanto, no debe tomar otros medicamentos al mismo tiempo que Dormodor® a menos que su médico esté informado y lo apruebe previamente. Por ejemplo, los tranquilizantes, inductores del sueño y medicamentos similares actúan sobre el cerebro y los nervios y pueden reforzar el efecto de Dormodor®.
Durante el tratamiento evite las bebidas alcohólicas. El efecto del alcohol puede potenciar la sedación, y esto puede afectar la capacidad de conducir o utilizar maquinaria. Si necesita información adicional sobre este punto consulte a su médico.

Efectos adversos y efectos secundarios

Además de los efectos beneficiosos de Dormodor®, puede ocurrir que aparezcan efectos indeseables, incluso cuando el medicamento se usa adecuadamente.
La mayoría de los pacientes toleran bien Dormodor® pero algunos, especialmente al principio del tratamiento se encuentran algo cansados o somnolientos durante el día.
Puede desarrollar amnesia anterógrada, es decir, que no recuerde lo sucedido mientras estuvo levantado después de tomar el medicamento, por lo tanto deberá asegurarse que podrá descansar por lo menos durante 7 horas sin ser moletado.
Muy raramente Dormodor® puede producir ansiedad repentina, alucinaciones, excitación y trastornos del sueño. Si esto sucede, consulte inmediatamente a su médico.
Si se observa cualquier otra reacción adversa no descrita anteriormente, consulte a su médico o farmacéutico.

Preguntas sobre Dormodor

Nuestros expertos han respondido 30 preguntas sobre Dormodor

Si pero la pregunta es hay cambiar de farmaco preguntar que le pasa porque un hipnotico eficaz no le hace efecto (incluso aunque toma 3 veces la dosis indicada)No esta hablando de una ansiedad…
1 respuestas

Hombre, se trata de un uso ocasional. No supone un riesgo excesivo. No obstante es importante una buena higiene de sueño y recordar que tampoco pasa nada por tener una mala noche.
1 respuestas

No es una respuesta normal a ese medicamento. Habría que estudiar el caso, ver si está tomando otros fármacos, y buscar otras alternativas de tratamiento.
2 respuestas

¿Qué profesionales prescriben Dormodor?

Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.