Symbicort turbuhaler - Información, expertos y preguntas frecuentes

Uso de Symbicort turbuhaler

asma antiasmatico

Symbicort forte Turbuhaler es un inhalador que contiene dos medicamentos diferentes: budesónida y formoterol (como formoterol fumarato dihidrato).
· La budesónida pertenece a un grupo de medicamentos denominados “corticosteroides”, y actúa reduciendo y previniendo la inflamación de sus pulmones.
· El formoterol fumarato dihidrato pertenece a un grupo de medicamentos denominados “agonistas
beta2 adrenérgicos de acción larga” o “broncodilatadores”, y actúa relajando los músculos de las vías respiratorias, lo que le ayuda a respirar más fácilmente.
Su médico le ha recetado este medicamento para el tratamiento del asma, o de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Para el asma, su médico le recetará dos inhaladores diferentes: Symbicort forte Turbuhaler y otro
inhalador por separado “para el alivio de los síntomas”.
· Utilice Symbicort forte Turbuhaler a diario, ya que ayuda a prevenir la aparición de los síntomas del asma.
· Utilice su “inhalador de alivio” cuando presente síntomas de asma, para facilitar la respiración.
No utilice Symbicort forte Turbuhaler como inhalador para el alivio de los síntomas.

Symbicort forte Turbuhaler también puede utilizarse para el tratamiento de los síntomas de EPOC
grave en adultos. La EPOC es una enfermedad crónica de las vías respiratorias pulmonares, causada normalmente por el tabaco.

Precauciones especiales

Si es usted alérgico (hipersensible) a la budesónida, el formoterol fumarato dihidrato o al otro
componente, que es la lactosa (que contiene pequeñas cantidades de proteínas de la leche).

Antes de utilizar Symbicort forte Turbuhaler, informe a su médico o farmacéutico:

Si tiene diabetes.

Si presenta alguna infección pulmonar.

Si usted tiene la tensión arterial alta, o alguna vez ha tenido alguna enfermedad de corazón (incluyendo latidos irregulares, pulso acelerado, estrechamiento de las arterias o insuficiencia cardiaca).

Si tiene problemas de tiroides o de las glándulas suprarrenales.

Si presenta niveles bajos de potasio en la sangre.

Si tiene problemas graves de hígado.

Este medicamento contiene formoterol que puede producir un resultado positivo en las pruebas de
control de dopaje.

Informe a su médico o farmacéutico si está usando o ha usado recientemente cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica y las plantas medicinales.
En particular, informe a su médico o farmacéutico si está tomando cualquiera de los siguientes medicamentos:

medicamentos beta-bloqueantes (como el atenolol y el propranolol para la tensión arterial alta), incluyendo colirios (como el timolol para el glaucoma);

medicamentos para tratar el ritmo cardiaco acelerado o irregular (por ejemplo quinidina);

medicamentos como la digoxina, utilizados habitualmente para tratar la insuficiencia cardiaca;

diuréticos (como la furosemida), utilizados para el tratamiento de la tensión arterial alta;

medicamentos esteroides tomados por vía oral (como la prednisolona);

medicamentos xantínicos (como teofilina o aminofilina), utilizados comúnmente para el asma;

otros broncodilatadores (como salbutamol);

antidepresivos tricíclicos (como amitriptilina) y el antidepresivo nefazodona;

inhibidores de la monoaminooxidasa, también conocidos como IMAOs (como fenelzina);

medicamentos fenotiazínicos (como clorpromazina y proclorperazina);

medicamentos denominados “inhibidores de la proteasa del VIH” (como ritonavir) para el tratamiento del virus del SIDA;

medicamentos para tratar infecciones (como ketoconazol, itraconazol, voriconazol, posaconazol,

claritromicina y telitromicina);

medicamentos para el tratamiento del Parkinson (como la levo-dopa);

medicamentos para problemas de tiroides (como la levo-tiroxina).

Si se encuentra en cualquiera de estas situaciones, o si no está seguro, pregunte a su médico o farmacéutico antes de utilizar Symbicort forte Turbuhaler.
Informe también a su médico o farmacéutico si va a someterse a anestesia general por una operación quirúrgica o por tratamiento dental.

Informe a su médico antes de usar este medicamento si está embarazada, o planea estarlo; no
utilice Symbicort forte Turbuhaler a menos que su médico se lo indique.
· En caso de quedarse embarazada durante el tratamiento con Symbicort forte Turbuhaler, no deje de utilizarlo y consulte con su médico inmediatamente.
· Si se encuentra en periodo de lactancia, hable con su médico antes de utilizar Symbicort forte
Turbuhaler.

La influencia de Symbicort forte sobre la capacidad de conducir y de manejar maquinaria es nula o insignificante.

Symbicort Turbuhaler contiene lactosa, que es un tipo de azúcar. Si su médico le ha indicado que
padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de usar este medicamento. La cantidad de lactosa en este medicamento normalmente no suele causar problemas en personas intolerantes a la lactosa.
El excipiente lactosa contiene pequeñas cantidades de proteínas de la leche que pueden provocar reacciones alérgicas en pacientes con alergia a la proteína de la leche de vaca.

Efectos adversos y efectos secundarios

Al igual que todos los medicamentos, Symbicort forte Turbuhaler puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Se le hincha la cara, particularmente alrededor de la boca (lengua y/o garganta y/o dificultad para
tragar) o urticaria junto con dificultades para respirar (angioedema) y/o sensación repentina de desfallecimiento, lo que indica que puede estar sufriendo una reacción alérgica. Esto ocurre raramente, afectando a entre 1 y 10 de cada 10.000 pacientes.
· Tiene “pitos” agudos o dificultad para respirar inmediatamente después de usar su inhalador. Si le

Palpitaciones (nota los latidos del corazón), temblores. Cuando aparecen estos efectos, suelen ser leves y desaparecen al continuar utilizando Symbicort forte Turbuhaler.

Muguet (infección por hongos) en la boca; este efecto es menos probable si se aclara la boca con agua después de utilizar su inhalador de Symbicort Forte Turbuhaler.

Irritación leve de garganta, tos, ronquera.

Dolor de cabeza.

Agitación, inquietud, nerviosismo.

Dificultad para dormir.

Mareos.

Náuseas (malestar).

Ritmo cardiaco acelerado.

Hematomas en la piel.

Calambres musculares.

Erupción, picor.

Broncoespasmo (contracción de los músculos de las vías respiratorias, lo que provoca “pitos”). Si esto le ocurre repentinamente justo después de utilizar Symbicort forte Turbuhaler, deje de

utilizarlo y consulte a su médico inmediatamente.

Niveles bajos de potasio en sangre.

Latido cardiaco irregular.

Depresión.

Cambios en el comportamiento, especialmente en niños.

Dolor u opresión en el pecho (angina de pecho).

Aumento en la cantidad de azúcar (glucosa) en sangre.

Alteraciones del gusto, como sabor de boca desagradable.

Variaciones en la tensión arterial.

Los corticoides inhalados pueden afectar a la producción normal de hormonas esteroides en el organismo, especialmente si se utilizan dosis elevadas durante mucho tiempo. Estos efectos incluyen:

cambios en la densidad mineral ósea (disminución de los huesos).

cataratas (pérdida de transparencia del cristalino en el ojo).

glaucoma (aumento de la presión ocular).

retraso del crecimiento en niños y adolescentes.

efectos sobre las glándulas suprarrenales (glándulas de pequeño tamaño situadas junto a los riñones).

Estos efectos son mucho menos probables con los corticoides inhalados que con los comprimidos de corticoides.
Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, consulte con su médico o farmacéutico.

Preguntas sobre Symbicort turbuhaler

Nuestros expertos han respondido 97 preguntas sobre Symbicort turbuhaler


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.