Plastias vaginales. cistocele y/o rectocele - Información, expertos y preguntas frecuentes

Cistocele: es el de la pared de la vejiga a través de la pared vaginal debido al descenso de la vejiga junto con el útero. Esta situación puede producirse tras el parto. Un cistocele puede ser tratado con una reparación anterior. Este tipo de cirugía se realiza a través de la vagina. La vejiga en prolapso regresa a su posición normal. Se colocan puntos de sutura en el tejido entre la vejiga y la vagina. En algunos casos, se recomienda otro tipo de cirugía para corregir la debilidad en la pared frontal de la vagina. En este procedimiento la vagina se une a tejidos fuertes en la pared de la pelvis. Durante la cirugía, el médico llega a los órganos pélvicos a través de la vagina o el abdomen. Se puede hacer una incisión en la pared de la vagina. Rectocele: es la profusión de la pared rectal en la pared delantera de la vagina como consecuencia del desgarro de la fascia perrectal y la elongación lateral del ligamento elevador El diagnostico de un rectocele se realizará mediante las siguientes pruebas: Examen bimanual: Durante este examen, el médico colocará en la vagina un instrumento tibio (espejo) para abrirla. Después, la paciente hará fuerza o presionará hacia abajo. Esto puede hacer que el rectocele se asome de manera que el médico pueda ver su tamaño y ubicación. Defecografía: Para este examen se introduce una pasta de bario en el recto a través del ano. Se toman radiografías mientras el bario se mueve delineando el recto y ano en los rayos X. Así, se muestran los cambios que ocurren durante una evacuación intestinal. Imágenes por resonancia magnética: En este examen también llamado RM, se toman imágenes computarizadas de su abdomen o pelvis. Los médicos usan estas imágenes para buscar problemas en su recto, vagina, vejiga u otros órganos pélvicos. Fluoroscopia del piso pélvico: Es un tipo de rayos X que muestra el movimiento de los intestinos, vagina, vejiga o recto. Las imágenes de estas partes del cuerpo son tomadas y mostradas en una pantalla de video. Ultrasonido: mediante ondas sonoras, se toman imágenes del interior del abdomen. Gracias a un pequeño dispositivo, las imágenes del recto, vagina, vejiga u otros órganos pélvicos pueden verse en una pantalla tipo TV. Para algunos casos de rectocele, puede ser necesaria una cirugía para colocar el recto nuevamente en su lugar. Los músculos y ligamentos de la vagina pueden ser suturados para fortalecerlos. También se puede utilizar un parche de malla para agregar soporte al septo recto-vaginal.

Expertos en plastias vaginales. cistocele y/o rectocele

Victoria Prada Cimarro

Victoria Prada Cimarro

Ginecólogo

Castellón de la Plana

Reservar cita
Neus Prat Puigpelat

Neus Prat Puigpelat

Ginecólogo

Barcelona

Reservar cita
Fernando Miguel Aznar Mañas

Fernando Miguel Aznar Mañas

Ginecólogo, Médico estético, Andrólogo

Córdoba

Reservar cita

Preguntas sobre Plastias vaginales. cistocele y/o rectocele

Nuestros expertos han respondido 163 preguntas sobre Plastias vaginales. cistocele y/o rectocele

Los expertos hablan sobre Plastias vaginales. Cistocele y/o rectocele

El descenso de los órganos pélvicos, se debé a la pérdida de la función de las estructuras que normalmente sostienen los órganos dentro del abdomen, puede ser un efecto del andar de pié, ya que raramente se observa en especies animales, los partos traumáticos, o con periodos de expulsión prolongados, pueden acabar lesionando las estructuras de soporte. Causando el prolapso genital, que puede llegar a afectar la calidad de vida- En los casos leves, existen medidas generales ejercicios de suelo pélvico, rehabilitación, tratamiento con láser, que pueden llegar a paliar los síntomas, los casos más avanzados pueden requerir medidas adicionales, hasta llegar al tratamiento quirúrgico.

Julián Alberto López Pérez

Ginecólogo

Calella

¿Qué profesionales realizan Plastias vaginales. cistocele y/o rectocele?

Búsquedas relacionadas


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.