La ecografía transvaginal es un tipo de prueba de imagen que los especialistas utilizan para examinar los órganos reproductores y las estructuras que rodean la pelvis de la mujer. Como su nombre indica, este procedimiento implica el uso de una sonda de ultrasonido que se introduce en la vagina. Este método proporciona una visión mucho más clara y cercana de los órganos pélvicos que la ecografía abdominal.

La sonda de ultrasonidos emite ondas sonoras que rebotan en los órganos del cuerpo. A continuación, el ordenador utiliza estos ecos para crear una imagen que puede visualizarse en pantalla. Esto permite ver el tamaño, la forma y la posición de los órganos examinados y detectar cualquier anomalía.

Elige la ciudad en la que buscas el servicio

Para qué se utiliza la ecografía transvaginal

Una ecografía transvaginal se utiliza por varias razones. Puede ayudar a diagnosticar condiciones como fibromas uterinos, quistes ováricos, embarazos ectópicos e inflamación pélvica. También se puede utilizar para monitorear la salud y el desarrollo de un embrión o feto durante el embarazo.

Otro uso común de la ecografía transvaginal es en tratamientos de fertilidad. El procedimiento puede proporcionar información valiosa sobre el grosor del revestimiento uterino y el tamaño y número de folículos en los ovarios, lo cual es crucial para cronometrar los procedimientos de inseminación o recuperación de óvulos.

Además, puede ayudar a investigar síntomas como dolor pélvico, sangrado anormal y otros problemas menstruales. La información recopilada de este procedimiento puede guiar al médico a recomendar el mejor tratamiento.

Cómo funciona la ecografía transvaginal

Durante una ecografía transvaginal, se inserta en la vagina una sonda especialmente diseñada, conocida como transductor. Este transductor emite ondas de sonido que atraviesan el cuerpo y rebotan para crear imágenes de los órganos pélvicos. Esta posición permite una vista más cercana y detallada del útero, los ovarios, el cuello uterino y las trompas de Falopio.

Vale la pena señalar que aunque el procedimiento puede causar cierta incomodidad, no debería ser doloroso. Si experimentas un dolor significativo, es importante informar de inmediato a tu médico.

Una ecografía transvaginal puede identificar una amplia gama de condiciones y anomalías, desde quistes ováricos y fibromas hasta signos tempranos de cáncer o embarazo.

Duración de una ecografía transvaginal

La duración de una ecografía transvaginal puede variar según su finalidad. Sin embargo, suele tomar entre 15 y 30 minutos. Esto incluye el tiempo necesario para prepararse para el procedimiento, el proceso de exploración en sí y el tiempo dedicado a discutir los resultados posteriormente con el médico.

Ecografía transvaginal: precio medio en España

El precio de una ecografía transvaginal puede variar considerablemente según el lugar donde vives y la clínica donde se realice el procedimiento. En general, puedes esperar pagar entre 40 € y 150 €. Sin embargo, la mayoría de los seguros médicos cubren el coste de este procedimiento si se considera médicamente necesario.

Además del precio de la ecografía en sí, también puede haber tarifas adicionales por la interpretación de los resultados por parte de un especialista. Siempre es buena idea consultar con tu seguro de salud antes del procedimiento para entender qué costes podrías tener que asumir.

Ecografía transvaginal: especialistas y clínicas recomendadas

Madrid

Dr. Gerardo Ventura Serrano Sánchez

Ginecólogo

(Obstetricia, Cirugía ginecológica, Asistencia al parto) Ver más
C. de Pedro Teixeira 3, Madrid
216 opiniones
Mostrar perfil
Dr. Carlos Santiago Piñel Pérez

Ginecólogo

(Obstetricia, Asistencia al parto, Ecografías obstétricas, Patología del suelo pélvico) Ver más
C. Clara del Rey 2, 6-Derecha, Madrid
41 opiniones
Mostrar perfil

Barcelona

Dr. Rafael Pagano Fernández

Ginecólogo

(Obstetricia, Cirugía ginecológica, Ecografías obstétricas, Histeroscopia diagnóstica y quirúrgica) Ver más
Av. Mare de Déu de la Salut, 78, Barcelona
636 opiniones
Mostrar perfil
Dra. Noemi Coromoto Castillo Boscan

Médica general

(Salud de la mujer) Ver más
Carrer de Roger 66, Barcelona
2 opiniones
Mostrar perfil

Valencia

Dra. Susana Gil Aguilar

Ginecóloga

(Histeroscopia diagnóstica y quirúrgica, Láser ginecológico, Menopausia y climaterio, Planificación familiar) Ver más
Av. Valle de la Ballestera, 59, Valencia
496 opiniones
Mostrar perfil
Dra. Mª Elena Pau Espinosa

Ginecóloga

(Esterilidad y reproducción asistida, Ecografías ginecológicas, Diagnóstico prenatal, Ecografías obstétricas) Ver más
Av. Reino de Valencia 6- pta 4., Valencia
77 opiniones
Mostrar perfil

Sevilla

Dra. Miriam Al Adib Mendiri

Ginecóloga

(Obstetricia, Salud sexual y reproductiva, Menopausia y climaterio, Ecografías ginecológicas) Ver más
Calle San Bernardo 18, Sevilla
1402 opiniones
Mostrar perfil
Dr. Antonio de Toro Salas

Ginecólogo

(Patología mamaria, Ecografías ginecológicas, Patología del tracto genital inferior, Patología del suelo pélvico) Ver más
Amador de los Ríos, 33 (bajo), Sevilla
119 opiniones
Mostrar perfil

Preguntas frecuentes

¿Es dolorosa la ecografía transvaginal?

Aunque el procedimiento puede causar cierta incomodidad, no debería ser doloroso. La molestia suele deberse a la presión del transductor contra la pared vaginal durante la exploración. Si tienes un área pélvica particularmente sensible o una condición médica como la endometriosis, es posible que experimentes más molestias. Sin embargo, es importante comunicarte con tu médico o sonografista durante todo el procedimiento. Pueden ajustar la presión o la posición del transductor para ayudar a minimizar cualquier molestia.


Ecografía pélvica frente a ecografía transvaginal: ¿Cuál es la diferencia?

Tanto la ecografía pélvica como la ecografía transvaginal son procedimientos de diagnóstico utilizados para examinar los órganos pélvicos femeninos. Sin embargo, difieren en la forma en que se realizan y en el nivel de detalle que proporcionan.

Una ecografía pélvica se realiza aplicando un transductor a la superficie del abdomen. Esto permite una visión más amplia de los órganos pélvicos, pero las imágenes pueden no ser tan detalladas o claras como las obtenidas con una ecografía transvaginal.

Por el contrario, una ecografía transvaginal consiste en colocar un transductor en el interior de la vagina. Esto proporciona una visión más cercana y detallada del útero, los ovarios y otras estructuras pélvicas. Esto la hace especialmente útil para identificar pequeñas anomalías o afecciones que pueden no verse fácilmente en una ecografía pélvica.


Entendiendo los resultados de la ecografía transvaginal

Una vez realizada la ecografía transvaginal, las imágenes serán revisadas por un radiólogo o por un especialista. Los resultados proporcionarán información sobre el tamaño, la forma y el estado de los órganos pélvicos.

Si se detecta alguna anomalía, como quistes, fibromas o signos de infección, tu médico comentará estos hallazgos contigo y te recomendará más pruebas o tratamiento si es necesario. Es importante recordar que la detección de una anomalía no significa necesariamente que exista un problema grave. Muchas afecciones detectadas mediante ecografía transvaginal son comunes y tratables.

Si la ecografía se realiza debido a un embarazo, los resultados pueden proporcionar información sobre la salud y el desarrollo del embrión o del feto. También pueden ayudar a confirmar la edad gestacional y la fecha prevista del parto.


¿Puede la ecografía transvaginal provocar un aborto espontáneo?

No existen pruebas científicas que sugieran que una ecografía transvaginal pueda provocar un aborto espontáneo. Este procedimiento se considera seguro tanto para la madre como para el bebé en desarrollo. De hecho, es una parte rutinaria de la atención prenatal y a menudo se utiliza en las primeras etapas del embarazo para confirmar el embarazo, determinar la edad gestacional y comprobar si existe alguna complicación potencial.

Sin embargo, como cualquier procedimiento médico, es importante que lo realice un profesional capacitado que siga las directrices de seguridad adecuadas. Si tienes alguna duda, siempre es buena idea comentarla con tu médico.


¿Puede la ecografía transvaginal detectar el cáncer de cuello de útero?

Sí, se puede utilizar una ecografía transvaginal para detectar el cáncer de cuello uterino. La ecografía puede revelar crecimientos anormales en y alrededor del cuello uterino, que pueden ser un signo de cáncer. Sin embargo, suele ser necesaria una biopsia para confirmar el diagnóstico.

Aunque una ecografía transvaginal puede ser una herramienta útil en la detección del cáncer de cuello uterino, es importante recordar que las pruebas de cribado periódicas, como la citología vaginal, son la forma más eficaz de detectar el cáncer de cuello uterino en sus primeras fases.


¿Se puede realizar una ecografía transvaginal durante la menstruación?

Sí, puedes someterte a una ecografía transvaginal durante el periodo menstrual. El ciclo menstrual no afecta significativamente a la capacidad de ver los órganos pélvicos. Sin embargo, algunas mujeres pueden encontrar el procedimiento más incómodo durante su período debido a una mayor sensibilidad.

Si tienes programada una ecografía transvaginal y empiezas con la menstruación, es conveniente que se lo comuniques a tu especialista. Ellos pueden aconsejarte sobre si debes continuar con la cita o reprogramarla para otro momento.


¿Es peligrosa para el bebé la ecografía transvaginal?

La ecografía transvaginal se considera segura tanto para la madre como para el bebé. El procedimiento utiliza ondas sonoras, no radiación, para crear imágenes de los órganos pélvicos. No se ha demostrado que estas ondas sonoras causen ningún daño al bebé en desarrollo.

De hecho, la ecografía transvaginal se utiliza a menudo en las primeras etapas del embarazo para controlar la salud y el desarrollo del embrión o el feto. Se trata de una valiosa herramienta que ayuda a los especialistas a detectar cualquier posible problema en una fase temprana, lo que permite un tratamiento o intervención rápidos en caso necesario.


¿Es normal sangrar después de una ecografía transvaginal?

Algunas mujeres pueden experimentar un ligero manchado o sangrado después de una ecografía transvaginal. Esto suele deberse a la irritación del cuello uterino o de las paredes vaginales durante el procedimiento. El sangrado debe ser leve y cesar en uno o dos días.

Si experimentas sangrado abundante, dolor intenso u otros síntomas inusuales después de una ecografía transvaginal, es importante que busques atención médica de inmediato. Estos podrían ser signos de un problema más grave.

Preguntas sobre Ecografía transvaginal

Nuestros expertos han respondido 3 preguntas sobre Ecografía transvaginal

Buenas noches,
Las ecografía vaginales produce dolor, aunque pueden dejar alguna molestia en caso de que haya sequedad vaginal o que haya una inflamación en útero y ovarios que lo justifique…

Los expertos hablan sobre Ecografía transvaginal

Una ecografía (sonografía o ultrasonidos) es un método diagnóstico no invasivo e indoloro que, mediante ondas de ultrasonidos (sonidos de alta frecuencia no percibidos por el oído), permite observar diversos órganos y zonas del cuerpo. Es una prueba rápida, sencilla e indolora y no representa ningún riesgo para el paciente. Está indicada para: - Explorar los órganos genitales pélvicos de cada mujer. - Diagnosticar masas pélvicas palpables anormales. - Determinar las causas de trastornos del ciclo,dolor, etc. - Diagnosticar alteraciones que pueden pasar desapercibidas en la exploración. - Control evolutivo de patologías (quistes, miomas, malformaciones, pólipos,etc) - Control de DIU