Cymbalta - Información, expertos y preguntas frecuentes

Uso de Cymbalta

antidepresivo

Cymbalta está indicado para el tratamiento del:

- trastorno depresivo mayor (TDM).
- trastorno de ansiedad generalizado (TAG).
- dolor neuropático periférico diabético y la fibromialgia.
- dolor musculoesquelético crónico, en personas con dolor crónico por osteoartritis y dolor crónico en la parte baja de la espalda.

 

Precauciones especiales

niveles de glucosa en sangre san

No tome Cymbalta si usted:

- ha tomado recientemente un tipo de antidepresivo llamado un inhibidor de la monoaminooxidasa (IMAO) o Mellaril® (tioridazina)
- tiene glaucoma de ángulo estrecho no controlado (presión ocular alta)

Antes de tomar Cymbalta, hable con su proveedor de atención médica:


- sobre todas sus condiciones médicas, incluyendo problemas renales o hepáticos, glaucoma, diabetes, convulsiones, o si usted tiene trastorno bipolar. Cymbalta podría empeorar un tipo de glaucoma o diabetes
- acerca de todas sus medicinas con receta o sin receta. Se ha reportado una condición que podría poner en peligro la vida cuando Cymbalta fue utilizado con ciertas medicinas para la migraña, el estado de ánimo, o trastornos psicóticos
- si está tomando analgésicos AINE, aspirina, o anticoagulantes. Utilizados con Cymbalta pueden aumentar el riesgo de sangrado.
- acerca de su consumo de alcohol
- acerca de su presión arterial. Cymbalta puede aumentar su presión arterial. Su profesional médico debe revisar su presión arterial antes y mientras esté tomando Cymbalta.
- si está embarazada o planea quedar embarazada durante la terapia, o está lactando

Efectos adversos y efectos secundarios

Mientras toma Cymbalta, hable con su proveedor de atención médica de inmediato:

si tiene picazón, dolor en la parte superior derecha del vientre, orina oscura, piel/ojos amarillentos, o síntomas parecidos a los de la gripe sin explicación, los cuales pueden ser señales de problemas hepáticos. Se han reportado problemas hepáticos graves, algunas veces mortales
Si tiene fiebre alta, confusión y rigidez muscular, los cuales pueden ser síntomas de una condición que puede poner en riesgo su vida
si en su piel aparecen ampollas, una irritación grave o que le produce descamación, sarpullido, o si tiene llagas en la boca o alguna reacción alérgica. Estas pueden ser reacciones graves de la piel y podrían poner en peligro su vida
si experimenta mareos o desmayos al ponerse de pie. Esto probablemente ocurra en la primera semana o cuando aumente la dosis, pero podría ocurrir en cualquier momento durante el tratamiento

antes de dejar de tomar Cymbalta o cambiar su dosis:

si tiene dolor de cabeza, debilidad, confusión, problemas para concentrarse, problemas de memoria, o se siente inestable, los cuales pueden ser signos de bajos niveles de sodio
si desarrolla problemas con el flujo de orina

Los efectos secundarios más comunes de Cymbalta (esta no es una lista completa) son:

náuseas, boca seca, somnolencia, fatiga, estreñimiento, mareos, disminución del apetito, y aumento de la sudoración

Preguntas sobre Cymbalta

Nuestros expertos han respondido 493 preguntas sobre Cymbalta

Buenas tardes
No se puede precisar exactamente ya que los efectos secundarios presentan una gran variación interindividual. Lo mas probable es que mejore a medida que vaya haciendo efecto…
5 respuestas

Dr. Jaume Piña Plomer
Dr. Jaume Piña Plomer
Psiquiatra
Pollença
El síndrome de iniciación (así se llama) a este tipo de fármacos no debería alargarse más de días o pocas semanas, si eso no sucede quizás usted es intolerante a la duloxetina, por lo que podría…
1 respuestas

Dr. Jaume Piña Plomer
Dr. Jaume Piña Plomer
Psiquiatra
Pollença
No es extremadamente infrecuente que los antidepresivos como el Cymbalta generen problemas de atención-memoria, que si duran más de días o semanas pueden invitar a valorar el uso de otras moléculas.
1 respuestas

¿Qué profesionales prescriben Cymbalta?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.