¿En que consiste la distimia?

6 respuestas
¿En que consiste la distimia?
La distimia es un estado de ánimo crónicamente depresivo, con unas características como pérdida de peso o aumento sin sentido, padecer de falta de sueño o de exceso de sueño, de forma anormal.
Falta de energía o fatiga injustificada. Baja autoestima permanente. Dificultades para tomar decisiones e incapacidad para concentrarse y unos sentimientos continuos de falta de perspectivas personales.
Todo ello se puede tratar con técnicas psicológicas y esfuerzo personal, a través de terapia cognitivo-conductual-emocional.

Consigue respuesta gracias a la consulta online

¿Necesitas el consejo de un especialista? Reserva una consulta online: recibirás todas las respuestas sin salir de casa.

Mostrar especialistas ¿Cómo funciona?
Se trata de estados depresivos muy prolongados, prácticamente crónicos, que sin llegar a cumplir con todos los criterios exigentes en una depresión, sí que presentan bastantes síntomas depresivos.
Hay periodos en los que la distimia se agrava y el paciente llega a satisfacer los criterios de episodio depresivo mayor. En estos casos se suele utilizar el término "depresión doble".
La diferencia fundamental con los trastornos depresivos mayores es que los distímicos muestran una sintomatología de tipo semejante pero "menos grave", más sostenida en el tiempo.
Sus síntomas son:
- presencia durante un periodo mayor de 2 años de un estado de ánimo triste prácticamente a diario.
- además se requiere la presencia de al menos otros tres síntomas que coexistan con esa tristeza: pesimismo, aislamiento social, fatiga continua, pérdida de placer, problemas de memoria, etc.
Para efectuar el diagnóstico se precisa que estos síntomas hayan estado presentes casi continuamente durante más de 2 meses.
El tratamiento de la distimia no es "tratar con técnicas psicológicas y esfuerzo personal a través de la terapia cognitivo-conductual-emocional". Sin lugar a dudas un abordaje psicoterapéutico es inexcusable, incluso en depresión endógena donde el tratamiento debe ser fundamentalmente biológico.
Las psicoterapias específicas se centran en depresiones no endógenas.
Aún así ya Weissman en 1978 demostró que en depresiones neuróticas es importante la farmacología para reducir síntomas y evitar recaídas; mientras la psicoterapia incide en el reajuste de las relaciones interpersonales sin actuar apenas sobre la sintomatología depresiva.
El interés de combinar fármacos y psicoterapia conjuntamente es obvio.
La distimia es una afectación del estado de ánimo que afecta de manera crónica a la persona la mayor parte del día, la mayor parte de los días. Existe una temporalidad establecida de 2 años de presencia de síntomas (en los niños el ánimo puede ser irritable en lugar de depresivo y la temporalidad es de 1 año).
La persona está aquejada de síntomas como: pérdida o aumento de peso, dificultad para dormir o sueño excesivo (que se suele utilizar como estrategia de afrontamiento), falta de energía o fatiga (la persona se encuentra cansada prácticamente todo el día), presencia de baja autoestima y autoconcepto, dificultades para concentrarse o tomar decisiones y sentimientos de desesperanza (no ve futuro, no ve salida)
Su abordaje puede ser multidisciplinar, es decir, es necesario un abordaje psicoterapéutico pero también es probable un abordaje farmacológico, por lo menos en las primeras fases.
Se trata de un trastorno afectivo crónico, muy frecuente en nuestros días, caracterizado por baja autoestima y aparición de un estado de ánimo melancólico, triste, apesadumbrado que podría tener un origen genético, hereditario y en el que influyen factores psicosociales como es desarraigo y la falta de estímulo o recompensas en la infancia.
Puede confundirse con la depresión menor o la crónica,pero su severidad es menor. Las personas suelen estar habitualmente tristes, introvertidas, melancólicas, conscientes de todo ello, incapaces de mostrar alegría y preocupados por sus limitaciones.
Suele afectar con doble frecuencia a las mujeres y quienes lo sufren pueden presentar síntomas de depresión grave o de trastorno bipolar.
Otros síntomas son: la falta de concentración, disminución de energía, trastornos del sueño, desmotivación, irritabilidad, alteraciones somáticas y de ritmos biológicos y para su diagnóstico en adultos se observa un estado de ánimo deprimido al menos durante 2 años.
Es un estado que, si bien se asemeja a la depresión, no cumple con todos los criterios para ser diagnosticada como tal. Aunque el tratamiento sea el mismo.

Expertos

Jose Manuel Morell Parera

Jose Manuel Morell Parera

Psicólogo

Granada

Patrícia Vidal Raventós

Patrícia Vidal Raventós

Psicólogo

Vilafranca del Penedès

Laura Fátima Asensi Pérez

Laura Fátima Asensi Pérez

Psicólogo

Alicante

Marina García

Marina García

Psicólogo

Sabadell

Claudia Sánchez París

Claudia Sánchez París

Psicólogo, Psicólogo infantil

Madrid

Araceli Gonzalez Garcia

Araceli Gonzalez Garcia

Psicólogo

Murcia

Preguntas relacionadas

¿Quieres enviar tu pregunta?

Nuestros expertos han respondido 21 preguntas sobre Distimia
  • Tu pregunta se publicará de forma anónima.
  • Intenta que tu consulta médica sea clara y breve.
  • La pregunta irá dirigida a todos los especialistas de Doctoralia, no a uno específico.
  • Este servicio no sustituye a una consulta con un profesional de la salud. Si tienes un problema o una urgencia, acude a tu médico o a los servicios de urgencia.
  • No se permiten preguntas sobre casos específicos o segundas opiniones.
  • Por cuestiones de salud, no se publicarán cantidades ni dosis de medicamentos.

Este valor es demasiado corto. Debe contener __LIMIT__ o más caracteres.


Elija la especialidad de los médicos a los que quiere preguntar
Lo utilizaremos para notificarte la respuesta (en ningún momento aparecerá en Doctoralia)
Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.