Pie cavo - Información, expertos y preguntas frecuentes

El Pie Cavo es un defecto genético en el que el pie tiene un exceso de arco, haciendo que el pie sea relativamente inflexible. Esto, viene asociado a una tensión excesiva en el gemelo. Existen varios grados de pie cavo, (I, II y III) en función de la elevación del arco. Las causas pueden ser hereditarias o debidas a enfermedades neurológicas o musculares (poliomielitis, espina bífida o ataxia de Friedrich). También ciertas enfermedades reumáticas pueden evolucionar produciendo un pie cavo. El pie cavo se combatirá con unas plantillas que descarguen la parte anterior del pie. Solo si existe una progresión de la deformidad se optará por el tratamiento quirúrgico

No descuides tu salud

Escoge la consulta online para empezar o continuar tu tratamiento sin salir de casa. Y, si lo necesitas, también puedes reservar una cita presencial.

Mostrar especialistas ¿Cómo funciona?

Expertos en pie cavo

Antonio Marquina Cabrera

Antonio Marquina Cabrera

Podólogo

Ibi

Angel Balboa Carmona

Angel Balboa Carmona

Podólogo

Sevilla

Roberto Martínez del Rio

Roberto Martínez del Rio

Podólogo

Salamanca

Adrià Carné Ureña

Adrià Carné Ureña

Podólogo

Vilanova i La Geltrú

Salvador Vallejo Sánchez

Salvador Vallejo Sánchez

Médico general

Sabadell

Diego Mancilla Las Heras

Diego Mancilla Las Heras

Urgenciólogo, Médico general

Castelldefels

Preguntas sobre Pie cavo

Nuestros expertos han respondido 93 preguntas sobre Pie cavo

Buenas,
Lo mejor es que regrese a la clínica donde le hicieron las plantillas y las revisen. A veces hay que modificar el tratamiento.
Un saludo.
2 respuestas

Pues depende de cada pie y de cada paciente. ¿Las gafas para la miopía deben de tener todas la misma graduación? Pues eso.
Saludos!
2 respuestas

Sí, puede llegar a ser futbolista profesional, no es un impedimento a priori.
2 respuestas

¿Qué profesionales tratan Pie cavo?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.